top of page

ORGANIZA TU DESPENSA EN 6 PASOS


La organización de la despensa genera muchas alegrías (en especial si eres Joseph jaja), los contenedores y cestas perfectamente alineadas, materiales variados, latas perfectamente ordenadas y, por supuesto, deliciosos snacks en primer plano. ¿Cómo no amar una despensa así?



Aparte de la estética, una despensa organizada es esencial, pero a veces puede ser difícil descubrir cómo aprovechar al máximo el espacio que tenemos. Incluso si tenemos una cocina pequeña, pues hay muchas maneras de maximizar el espacio de la despensa con un poco de creatividad y algunos de estos productos. Te los comparto aquí a ver si puedes lograrlo!



1. Utiliza contenedores y recipientes transparentes

Casi todas las despensas en revistas y pinterest tienen una cosa en común: contenedores y recipientes transparentes. ¿Por qué? Por supuesto, son *estéticos*, pero lo que es más importante, es que hacen más fácil saber que tienes y encontrarlo. Además, los envases (siempre que sean herméticos) mantienen la comida fresca por más tiempo. No más cereales aguados. (aunque es my guilty pleasure)






2. Aprovecha el espacio de la puertas

Podemos maximizar el espacio vertical usando las puertas de la despensa para almacenar productos. Tenemos que pensar en este lugar como la puerta de la nevera y almacenar los productos buscamos con más frecuencia y que sean pequeños como especies, adobos, aceites, café o té. Mira estos estantes y ayúdate a imaginarlo. Lo sé, cuanto espacio nuevo no?





3. Usa etiquetas un poco más genéricas (o ninguna etiqueta)

No seas demasiado literal con las etiquetas. Repito: no seas demasiado literal con las etiquetas. Cuanto más genéricas sean las etiquetas, más tiempo estará ordenada la despensa. Por ejemplo, en lugar de etiquetar un contenedor como "pop corn", etiquétalo como "snacks". Es posible que aveces no tengamos exactamente el artículo para el que está destinada la etiqueta, y cuando no lo tengamos, terminaremos con un contenedor vacío o con algo en el lugar "equivocado". Aunque sí me hiciste caso y tiene envases transparentes, también puedes optar por no tener etiquetas en lo absoluto.




4. Agregar contenedores rodantes

Esta es una idea super para almacenar cosas más pesadas ​​como bebidas, latas y vegetales (como papas o cebollas), los contenedores con ruedas son una excelente opción para el nivel inferior de una despensa. No solo es más fácil cargar artículos más pesados ​​en un lugar en el nivel inferior, sino que también son más fáciles de agarrar. Simplemente mueves el carrito y tomas lo que necesitas. Nadie tiene que estar levantando cosas pesadas en la cocina.




5. Usar estantes escalonados

Siempre me pasaba que se me olvidaba lo que tenía escondido en la parte trasera de la despensa pero con el uso de estantes escalonados todo cambia. Muchos productos terminan en la parte de atrás y se quedan allí por el resto de la eternidad, pero es más probable que los uses antes de que se echen a perder si los ves claramente en un estante escalonado.





6. Añade unos “Lazy Susan”

No me pregunten de dónde viene el nombre “Lazy Susan” porque no tengo idea, pero es un producto buenísimo. La función de rotación elimina la frustración de tirar artículos constantemente cuando buscas lo que necesitas. Además, son una gran opción para maximizar el espacio en cualquiera de los rincones incómodos de tu despensa.


Espero te sirve y te acerque a la despensa de tus sueños, ¿Tienes otros tips?, déjalos aquí.



0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments


bottom of page