TULUM

Este viaje empezó como una sorpresa de cumpleaños para Joseph, un mes antes de su cumpleaños empece a planificarlo (soy una loca de los reviews, así que pasé horas revisando todo ya que nunca había estado ahí).

No voy a hacer un intro tan largo así que voy a saltar directamente a la info que les puede servir si quieren ir a este hermoso destino.

Compre el pasaje directo de Chicago a Tulum y fueron 3 horas y 17 min de vuelo, así que estábamos felices que no era un vuelo tan largo. Yo hice la reservación del alquiler del carro en Hertz , apenas llegamos al aeropuerto de Cancún y agarramos nuestras maletas, encontramos el puesto de Hertz donde nos guiaron hacia donde había una van esperando por nosotros para llevarnos a la agencia, no te preocupes es muy cerquita en la misma zona del aeropuerto. Al llegar ellos te ayudan con toda la reservación. Nos costó como $300 por una camioneta con full seguro (uno nunca sabe) , quisimos usar el seguro de nosotros de aquí pero no lo aceptan en México OBVIO, el depósito fueron $600 alguno daño. Yo les recomendaría que usen una agencia americana para rentar los carros ya que no confío mucho en las condiciones de las agencias nacionales, mientras estaba haciendo los arreglos del viaje el deposito en agencias nacionales era hasta de $2500 lo cual es una locura.

Manejamos 1:45 minutos más o menos desde el aeropuerto hasta Tulum. Todo limpio y muy seguro, las calles asfaltadas siempre, así que nada de que preocuparte.

El hospedaje fue Habitas Tulum, y tengo que recomendarlo como se debe. Queda en el inicio de la zona hotelera, tiene estacionamiento (en la calle pero siempre hay, además es gratis). El staff es super increíblemente amable, se aprenden tu nombre y te hacen sentir en casa con lo que necesites. Es un ambiente exclusivo, no es un hotel tipo resort donde hay miles de habitaciones y tienes que subir a tu cuarto por un ascensor, no. Caminitos de piedras entra palmeras y otras habitaciones te llevan a todos lados.

 

La habitación es lo MÁS TOP, elegí la habitación normal, ya que sabía que no íbamos a estar ahí mucho tiempo y no valía la pena pagar unos extra bucks solo to be more fancy. Es una especie de carpa gigante, muy cómoda, con cama king, tiene un escritorio, una mesa, una neverita, dos sillas en frente de la cama, un rack para que acomodes tus cosas y dos sillas afuera como en una terraza. La parte mas cool de este sitio es que la ducha y el "toilet" ( no se como decirlo y que suene lindo) están afuera, no me mal entiendas, está cerrado, nadie puede verte pero estas rodeada por naturaleza y palmeras, de verdad hizo la experiencia más especial. 

Probamos poco del restaurante pero lo que probamos estuvo delicioso. Tiene un bar, una piscina y salida a la playa. El hotel ofrece Yoga todas las mañanas, y diferentes actividades, música en vivo, spa y demás. Dijimos que cuando volvamos nos quedaremos ahí de seguro.​

El primer día que llegamos fuimos a conocer Casa Malca, (el parking nos costó $12), como fue el primer lugar al que fuimos después de llegar no quisimos ir en bicicleta ya que no sabíamos como era el area, en fin este hotel se dice que era una de las casas de Pablo Escobar. Tienen un "slogan" vamos a decirle así que es Arte en la Playa y va perfecto con su estilo.

 

Fuimos a comer en el Beach Club, el amigo de mi hermano es el chef, su nombre es Ezequiel ( si van pregunten por el y digan que van de mi parte). Sin juegos fue la mejor comida del viaje, desde el guacamole todo fue diferente, además pedimos un pargo al grill con vegetales que estuvo de otro planeta, de verdad 100% recomendado.

Después paseamos por el hotel, cuentan con muchas areas hermosas con obras de arte , en las cuales obviamente puedes tomarte miles de fotos, así que llévate tu outfit favorito del viaje, tu trípode y empieza a posar en cada esquina, es hermoso.

Esa misma noche tenía más ideas de ir a más sitios pero estábamos muy cansados, esa mañana nos levantamos a las 3;30 am así que no valíamos nada. Llegamos a nuestro hotel nos acostamos un ratico, y todos sabemos lo que pasa cuando uno hace eso jaja. Los lugares que tenía en mi lista para visitar eran Arca para cenar y Gitano por unos drinks, pero no lo logramos. 

La mañana siguiente era el día de Xcaret, un parque gigante y hermoso en Cancún, perfecto para pasar todo el día ahí. Compre los pases PLUS que tienen una comida en cualquiera de los restaurantes del lugar con bebidas no alcohólicas ilimitadas y una cerveza, además del paquete de fotos (100% recomendado) y una actividad extra que se llama SNUBA REEF por $54 más por persona

Consejo, compra o lleva, zapatos de agua para el rio, toallas, y funda waterproof para tu teléfono. ( Todo lo puedes comprar ahí )

Tienes muchas cosas que hacer, nosotros hicimos el rio, en el cual necesitaras un chaleco salvavidas y yo si lo hiciera de nuevo agarraría las chapaletas. Pensé que era un rio con corriente que te llevaba solo con flotar y no, tienes que nadar jajaja, así que haga caso y agarre las chapaletas. 

Después hicimos la actividad del Snuba la cual fue la mejor parte del día, es como hacer buceo pero con el tanque en la superficie y un tubo que te proporciona el aire, bajas 7 metros y es una experiencia que si no has vivido nunca te la recomiendo, es super seguro y tienes un guía solo para tí que está pendiente de todo. Vimos una tortuga y fue genial! :D

 

Dejamos la comida para la tarde, después de estar tanto tiempo en el agua nos cayó perfecto, fuimos a la de comida del Caribe ( hay como 4 ) y comimos deliciosos ceviches, plátanos, arroz y pescado, nos sorprendió de buena manera la calidad para ser un buffet. Pedimos un trago que es el signature de Xcaret y son varios jugos naturales mezclados con el tipo de alcohol de tu preferencia.

Después de eso simplemente caminamos por el parque, vimos los delfines, las rayas, los pumas y un show de baile de indios. Eran como las 6:30 - 7 pm y mi teléfono murió ( lo mojé ), ahí decidimos irnos, mucha gente me recomendó quedarnos para el show de la noche pero la verdad nunca estuve muy interesada en un show de 2 horas de la historia de México ( sin ofender ), creo que teníamos más cosas que ver y disfrutar.

Nos fuimos al hotel y nos fuimos a comer a BESO Tulum, muy bello decorado, muy buena atención, pero la comida no llenó nuestras expectativas. Es un restaurante de tipo español, así que pedimos el pulpo y una paella. Sentimos que el pulpo no sabía a nada, tenías que mezclarlo bien con el resto de los vegetales para encontrar un sabor, super simple, y la paella no estuvo mal pero no genial, sobre todo para el precio. Arroz con dos camarones no es lo que estamos acostumbrados a ver cuando pedimos este plato, así que ni postre pedimos. Un par de fotos y nos fuimos.  Nos tomamos un par de tragos en el hotel y a dormir.

Tercer y último día. No podíamos irnos sin siquiera visitar un Cenote, así que nos metimos en internet y el más cercano era el GRAN CENOTE, solo a un par de minutos cerca del centro de Tulum. Lleva cash, ya que te cobran $10 por persona, hay estacionamiento gratis así que no te preocupes por eso. Al entrar no puedes salir y volver a entrar así que no olvides nada. Una vez adentro te obligan a tomar una ducha de cuerpo completo si quieres entrar al agua, lo cual yo no hice porque me acababa de bañar y arreglar el cabello, pregunté si podia tomarme fotos al rededor sin entrar al agua  y me dijeron que sí, pero hubo un momento de furia cuando pensé que ni siquiera podría acercarme al agua, ya que tienes que bajar unas escaleras para llegar. 

Es bello pero creo que mis expectativas eran mucho más altas. Les coloco par de fotos para que lo vean. Pienso que hay mejores ( por lo que puedo ver en las fotos ) me recomendaron mucho el DOS OJOS, pero era a casi 2 horas y  ese día lo queríamos para disfrutar del hotel así que decidimos dejarlo para cuando volvamos. Fuimos como a las 10 am, había gente pero no era una locura, definitivamente hay que ir más temprano. 

Nos regresamos al hotel, pedimos comida en el restaurante y pasamos horas bajo el sol,  un Dj empezó a colocar buena música, pedimos varios tragos y nos relajamos, justo lo que necesitábamos. 

A las 4 - 5 nos cambiamos, agarramos las bicicletas del hotel ( están incluidas ) y nos fuimos hasta AZULIK, yo me moría por conocerlo, pero si no eres huésped no puedes entrar. Tienen una boutique y un Museo donde puedes disfrutar y deleitarte con la arquitectura y diseño del lugar, así que entramos sin costo y nos tomamos par de fotos. A la hora del atardecer cobran $50 por persona para subir a una especie de casa de árbol que te lleva a la cima de las palmeras y árboles y puedes disfrutar del atardecer, pero es desde 5-30 a 6-30 si no me equivoco y la verdad no sentíamos que valía la pena gastar $100 en menos de una hora. 

Seguimos nuestro camino y terminamos en Kanan Hotel, precioso hotel que cuenta con un restaurante llamado Caracoles y es como una casa en el árbol, tiene varias mesitas al estilo de nidos de pájaros de lo más hermoso y romántico. Puedes ver o escuchar el mar depende de donde estés y la hora que sea ( si es tarde se pone muy oscuro ) pero nos enamoró y decidimos comer ahí. La atención de nuevo a la altura, pedimos unas croquetas de aguacate, yo me pedi una pasta Scampi y Joseph pidió el Wok de mariscos con arroz y una crema de coco super rico. 

Volvimos al hotel, y disfrutamos de nuevo las pocas horas que nos quedaban acostados en las hamacas comiendo postres y no deseando volver al frio de Chicago jaja. 

Quedamos enamorados con Tulum y de seguro será nuestro destino relajante en los inviernos de Chicago. En definitiva hay mucho más por ver.

Espero haberlos sacado de algunas dudas y si tienen preguntas no duden en dejármelas aquí, les responderé!

WHAT TO DO IN
WHAT TO DO IN

TRIPADVISOR

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Black Pinterest Icon
  • Black Twitter Icon
  • Facebook
  • My Channel
  • @Catcybul
  • Pinterest
  • @Catcybul