Crema de Garbanzos o Hummus hecho en casa.

Después de que me llegó un paquete entero de 12 latas de garbanzos me puse a revisar recetas y encontré esta que me funciono para hacer hummus casero.

Nos encantó y de seguro no faltará en casa, ahora agradecemos que el chico del delivery se equivocó jaja.


Sigue estos pasos para hacer Hummus o crema de garbanzos con garbanzos de lata:


El hummus casero es muy fácil de hacer y sabe mucho mejor que cualquier cosa que puedas comprar en la tienda. Si no tienes tahini (una pasta hecha con semillas de sésamo), puedes intentar prepararla tu misma como lo hice yo o saltarte este paso, solo agrega más aceite de oliva.


Para saltarte este paso y llegar directo a las instrucciones para hacer el Hummus haz clic aquí


Si quieres hacer el tahini desde cero sigue estas instrucciones que están abajo, es rápido y fácil;


TAHINI

Tahini es una pasta hecha de semillas de sésamo y es un alimento básico en muchas cocinas, especialmente en el Mediterráneo y Oriente Medio. Es vegano, sin gluten, tiene un sabor a nuez y es fácil de preparar.


El tahini comprado en la tienda generalmente se hace con semillas de sésamo peladas. Esta fueron las que yo usé, son color clarito, como crema, aquí en esta foto puedes ver la diferencia. Dicen, en otras recetas, que si usas las semillas de sésamo sin pelar tiende a tener un sabor más amargo y el tahini no se vuelve tan suave como cuando está hecho con semillas de sésamo peladas.


Tahini es muy, muy simple de hacer. Si alguna vez ha hecho una mantequilla de nueces como mantequilla de maní antes de que se dé cuenta, es prácticamente el mismo proceso: muele las semillas de sésamo en un procesador de alimentos con un poco de aceite hasta que quede suave.


INGREDIENTES:

Solo necesitas TRES ingredientes para hacer tahini.


- 1 taza de semillas de sésamo: como mencioné anteriormente, yo tenía semillas de sésamo peladas.


- 3 cucharadas de aceite de oliva.


La sal es un ingrediente opcional, pero yo siempre la uso. Simplemente hace que el tahini sepa mejor.


PREPARACIÓN


Paso 1, tuesta las semillas de sésamo. (puedes saltar este paso si lo deseas), pero tostarlas hace que el sabor sea más fuerte. Si planeas tostar las semillas, te recomiendo que lo hagas en la estufa y no en el horno. Las semillas de sésamo son pequeñas y por eso se queman muy fácilmente.


Para tostar las semillas, las tiré en un sartén ancho y seco a fuego medio-bajo y luego revolví constantemente con una cuchara hasta que las semillas se oscurezcan ligeramente en color y se vuelvan fragantes. No las quieres marrones, las quieres ligeramente más oscuritas.


Cuando las semillas de sésamo se hayan enfriado, las pones en el bol del procesador de alimentos hasta que comience a formarse una pasta que se desmorona.


Agrega el aceite y procesa hasta obtener una crema suave.


Después de agregar aceite y procesar durante uno o dos minutos, el tahini debería tener una consistencia suave, y eso nos dice que está listo.



HUMMUS

Rinde 6 porciones o aproximadamente 1 1/2 tazas

NECESITARÁS:


- 1 lata (15 onzas) de garbanzos ó 1 1/2 tazas (250 gramos) de garbanzos cocidos.


- 1/4 taza (60 ml) de jugo de limón fresco (1 limón grande).


- 1/4 taza (60 ml) de tahini bien revuelto, la receta está aquí.


- 1 diente de ajo pequeño, picado,


- 2 cucharadas (30 ml) de aceite de oliva extra virgen, y más para servir.


- 1/2 cucharadita de comino molido.


- Sal al gusto


- 2 a 3 cucharadas (30 a 45 ml) de agua


- Una pizca de pimentón molido o zumaque, para servir



PREPARACIÓN:


En el envase de un procesador de alimentos, combina el tahini y el jugo de limón y procesa durante 1 minuto, raspa los lados y el fondo del envase y luego procesa durante 30 segundos más. Este tiempo adicional ayuda a “batir” o “poner crema” al tahini, haciendo que el hummus sea suave y cremoso.


Agrega el aceite de oliva, el ajo picado, el comino y 1/2 cucharadita de sal al tahini batido y al jugo de limón. Procesa durante 30 segundos, raspa los lados y el fondo del envase y luego procesa otros 30 segundos o hasta que esté bien mezclado. Abre escurre y enjuaga los garbanzos. Agrega la mitad de los garbanzos al procesador de alimentos y procesa por 1 minuto. Raspa los lados y el fondo del envase, luego agrega los garbanzos restantes y procesa hasta que estén espesos y bastante suaves; 1 a 2 minutos.


Lo más probable es que el hummus sea demasiado espeso o aún tenga pequeños trozos de garbanzo. Para solucionar este problema, con el procesador de alimentos encendido, agrega lentamente de 2 a 3 cucharadas de agua hasta obtener la consistencia perfecta.


Prueba la sal y ajusta según sea necesario. Sirve el hummus con un chorrito de aceite de oliva y una pizca de pimentón. Guarda el hummus en un recipiente hermético y refrigéralo hasta por una semana.


Si haces esta receta, toma una foto y etiquétame! @catcybul.¡Me encanta ver sus versiones en Instagram!


41 vistas0 comentarios