top of page

NESTING TIME IS ON

Probablemente ya lo sabes, pero hay una etapa en el embarazo que se le llama "nesting", y esto es el deseo de tenerlo todo listo para cuando llegue la hora de traer a tu bebé a casa. Esta necesidad de organizarlo todo se intensifica hacia las últimas semanas de embarazo.

Yo no tenía idea acerca de nada sobre bebés, es más, no fue si no hasta que regresamos de nuestra luna de miel cuando el "nesting" empezó, ya yo tenía como 29 semanas. ¿Qué comprar primero?, ¿Qué necesito realmente?, ¿Cómo quiero el estilo de su cuarto?, estas preguntas llenaban mi cabeza y puse manos a la obra a empezar el proceso de preparar todo.


Aquí te dejo unos tips que creo que pueden servirte si estás embarazada.


No te llenes de productos de bebé.


Si algo me di cuenta es la cantidad de productos que hay para los bebés y si te metes en Youtube o lees un poco también llegas a la conclusión de que es casi la misma cantidad de mamás que se arrepienten de comprarlos.


Si no tienes cuidado tu casa se puede convertir en un depósito de juguetes y productos que seguro no usarás, si me conoces ya sabes que soy un poco específica con el estilo de mi casa y me rehuso a vivir en ese ambiente.


Por eso he sido tan intensa con mi lista de productos, leyendo todos los reviews y aveces tardándome hasta días para elegir el indicado. En cuanto a juguetes, ya con el tiempo iremos viendo que necesita dependiendo de cada etapa pero preferí pedir cosas esenciales y que me hagan la vida más fácil en cuanto a cuidado del bebé que peluches y miles de juguetes de full color que sé que seguro ella ni usará.


Espera hasta el final para lavar sus cosas.


Esto del "Nesting" es REAL, por más que digas que estás muy cansada, en tu mente solo te preocupa tener todo listo para la llegada de tu bebé. Una de las primeras cosas que compré fue el jabón especial para bebé, y por ende, empecé a lavar poco a poco sus cosas, lo cual fue un error ahora que estoy más cerca de la fecha.


Cuando empecé a hacer el bolso de la clínica sentí que tenía que lavar todo de nuevo ya que había pasado mucho tiempo desde que lo había hecho. Lava lo que vayas a usar primero, ropita de recién nacido, sus sábanitas y las cobijas de la cuna o el basinette, yo también lavé las prendas que Joseph y yo nos vamos a llevar al hospital con el mismo jabón, ¿tal vez sea un buen dato?.


Todo el mundo tiene una opinión diferente.


Se puntual con las personas a quienes les preguntas opiniones, y prepárate para que te den respuestas diferentes. Recuerda que cada persona vive esta experiencia a su manera y es mejor que hagas lo que crees que es mejor para ti. Escucha lo que dicen sobre las cosas importantes o esenciales y olvídate del resto. Si no, te volverás loca antes y después del bebé.


Algo que yo acostumbro a hacer es seguirle la corriente a la gente para no caer en discusión, asiento con la cabeza y trato de cambiar la conversación, hay personas que pueden ser muy intensas a la hora de dar su opinión y si son familia o amigos es mejor evitar llegar muy lejos con opiniones encontradas. Algo que repito mucho es, "Ya veré que opción me funcionará más con ella", así los mando a ustedes ya saben dónde pero de una manera super sutil.


Pon los puntos sobre la mesa antes de que nazca el bebé


Una de las cosas que hemos hecho poco a poco es ir dejando claro las cosas que vamos a querer que pasen y las que no, cuando llegue la bebé. Por experiencia ajena he aprendido que estas cosas es mejor si se dicen antes.


Desde si estás abierta a recibir visita en el hospital o si quieres esperar a estar cómoda en la casa para que conozcan a la bebé, hasta el tema de la alimentación, horas de visitas y cuales son las cosas en las que quieres que las personas te ayuden. Nosotros dejamos claro que si quieren ayudarnos lo hagan con comida o con tareas de la casa, queremos ser los principales en el cuidado de la bebé, y no nos pueden culpar, tenemos mucho esperando por ella, ya ellos tendrán su momento.


Con estos temas claros desde antes, te ahorraras momentos incómodos cuando tengas que decir algunos NO o te tengas que tragar otros solo por compromiso.


Llena tu alacena y nevera de comida


He recibido muchas sugerencias de preparar la comida y congelarla, y aunque ya hicimos una compra bien grande en el super, aún no tenemos muchas cosas ya preparadas. Esta idea tal vez te puede servir y así te quitas una responsabilidad de la cabeza. Tengo la suerte de que Joseph tiene unos días de baja de paternidad y de que cocina, además mi mamá estará por dos semanas también, así que no es algo que nos vayamos a tomar muy enserio, pero si vamos a dejar listo salsa de pasta, lentejas, y algunas proteínas, seguro será beneficioso.


Tacha cosas de la lista que tengas pendiente


No acumules stress, si tienes una lista de cosas que tienes que hacer, pues finalízalas antes de que llegue el bebé, estarás feliz de haber salido de eso.


Date unos cariñitos


Nuestro cuerpo va a pasar por uno de los momentos más locos de nuestra vida, consiéntete, prende velas, toma baños relajantes, cómprate unas pijamas cómodas y bonitas, no te olvides de ti. Ya fui a arreglarme las uñas, me corté el cabello y me lo pinté, es importante prepararse para conocer al amor de nuestra vida sintiéndonos bien con nosotras mismas.


¿Y tú?, ¿Cómo te preparas para recibir a tu bebé?


Crees que se me olvidó algo, déjamelo en los comentarios.



0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments


bottom of page