Cremoso Risotto de Hongos

Este es top 3 de mis platos favoritos, en una época cada vez que iba a un restaurante y lo veía en el menú lo pedía.


Joseph quiso preparármelo de cena y la verdad que le quedó increíble.


Si puedes revolver una olla de sopa, puedes hacer un risotto cremoso.

La mejor receta de risotto es realmente la más simple: usa los mejores ingredientes que puedas (arroz Arborio de alta calidad como el de Lundberg Family Farm, un buen caldo, hecho en casa si puedes, y un buen parmesano añejo).


No enjuagues el arroz; la capa exterior del arroz es donde está la mayor parte del almidón, y es este almidón de arroz el que lo convierte en un risotto cremoso.

La parte más complicada de hacer risotto es la constante agitación, pero en realidad no es tan malo como parece (especialmente si la mano que no mueves sostienes una copa de vino).

Hablando de vino, para el vino de risotto, se recomienda algo lo suficientemente sabroso como para querer beberlo, pero no tiene que ser la botella de primera clase que estás guardando para tu aniversario de bodas. Por lo general, las botellas en el rango de precio de $15 son ideales tanto para cocinar como para beber.

Y último consejo: apóyate en el desastre. No hay forma de evitarlo, así que es mejor que lo disfrutes. Deja que el movimiento te lleve. Revuelve, revuelve y revuelve.


Esto es lo que necesitarás para preparar un risotto cremoso perfecto:


-Sartén pesada

-Taza medidora

-Buena cuchara para revolver!


Ahora sí, aquí voy:


RACIÓN: PARA 6

TIEMPO DE PREPARACIÓN: 10 min

TIEMPO DE COCCIÓN: 45 min

CALORÍAS: 478


INGREDIENTES:

1 libra Setas salvajes (Hongos)

8 cucharadas de mantequilla

2 Chalotes pequeños, picados (Googléalo, yo no sabia lo que era, su color por fuera es parecido al de la cebolla amarilla pero mucho mas pequeño; son como del tamaño de una cabeza de ajo)

4 Dientes de ajo picados

2 Ramitas de tomillo fresco

1/2 cucharadita Sal

1/2 cucharadita Pimienta recién molida

3/4 taza Vino blanco seco

1 cucharada Jugo de limón

5 tazas Caldo de pollo (o verdura)

1 1/2 tazas Arroz arborio de la granja familiar Lundberg

1 taza Crema espesa

1 taza Queso parmesano recién rallado (Joseph no le puso la taza entera, menos mal que me dijo después, si no lo obligaba)

Perejil fresco picado, opcional


Caliente el caldo a fuego lento en una olla pequeña.

En una sartén grande derrite la mitad de la mantequilla a fuego medio. Agrega los champiñones y las chalotas y saltee hasta que estén tiernos, aproximadamente 8 minutos. Agrega ajo, ramitas de tomillo, sal y pimienta y revuelve por un minuto más. Retira la mezcla de champiñones de la sartén y reserva.


Agrega la mantequilla restante a la sartén a fuego medio. Una vez derretido, agrega el arroz y revuelve hasta que el arroz comience a verse traslúcido, 3-4 minutos.

Agrega ¾ taza de vino blanco seco y jugo de limón y cocina a fuego lento, revolviendo constantemente hasta que se absorba el líquido. Agrega el caldo de champiñones o 1 taza de caldo de verduras y revuelve hasta que se absorba casi todo el caldo. Continúa agregando el caldo 1 taza a la vez y revuelve hasta que el líquido casi se absorba. (Este paso tarda entre 20 y 25 minutos).

Agrega la mezcla de champiñones al arroz y revuelva para combinar. Agrega suavemente la crema espesa y el queso parmesano y cocina por 5 minutos más a fuego lento. El risotto debe quedar cremoso, pero firme al morder. Transfiere el risotto a un tazón para servir y cubre con pimienta recién molida, parmesano rallado y perejil fresco.




Voilá!, nos encantó, quedó de restaurante.



Si lo preparas cuéntame tu experiencia y que tal te pareció.


40 vistas0 comentarios
  • Facebook
  • My Channel
  • @Catcybul
  • Pinterest
  • @Catcybul